Noticias

Avión solar de Luminati proporcionará internet desde el aire

La compañía Luminati Aerospace anunció que a finales de este año comenzará a fabricar aeronaves solares no tripuladas, que serán capaces de volar por encima de los 20.000 metros de altura, llegando sin problemas a la tropopausa, una zona previa a la tropósfera, para proporcionar desde el aire acceso a internet a millones de personas.

La tropopausa se encuentra situada por encima de las nubes, donde los vientos son generalmente suaves y no se bloquea la luz solar, lo cual facilita el vuelo de los drones al momento de cubrir áreas muy remotas o sin infraestructura de telecomunicaciones.

La idea es construir una flota de drones que puedan “mantenerse en vuelo permanentemente”, destaca la compañía. La propuesta de Luminati tendría el mismo objetivo del Proyecto Loon de Google, pero utilizando drones en lugar de globos aerostáticos, y de la iniciativa internet.org, impulsada por Facebook.

Hace poco, la empresa de tecnología aeroespacial presentó en la antigua planta de defensa Calverton, en Long Island, donde anteriormente se fabricaban aviones militares de combate, una aeronave impulsada por energía solar que es capaz de volar con o sin una persona a bordo.

Según un comunicado de prensa difundido por Luminati, la magnitud e importancia de su proyecto habría atraído a científicos, ingenieros y expertos en aerodinámica “de todas las esquinas de la industria aérea”, y reacciones como estas son las que parecen seguir motivando su crecimiento.

En septiembre pasado, la compañía cerró un acuerdo de 3,4 millones de dólares por la adquisición de 16 acres al operador de una instalación donde antes se practicaba skydiving, deporte extremo que consiste en hacer un salto al vacío desde una avioneta, usando paracaídas.

Sus aspiraciones, evidentemente, no están ocultas: En el mensaje de bienvenida de su página web aseguran que tienen la intención de “establecerse como una fuerza importante dentro de la industria aeroespacial mundial, centrándose en la vanguardia de fabricación de alta tecnología”.

Otras compañías del ramo también se suman a la carrera por el avance de estas tecnologías. La multinacional estadounidense Boeing, que diseña, fabrica y vende aviones, helicópteros, misiles y satélites, ha puesto en marcha un proyecto para crear drones alimentados por energía solar capaces de mantenerse en vuelo de forma permanente y a gran altitud.

Este tipo de drones pueden mantener una posición fija en el aire respecto a la superficie terrestre, lo que les permite funcionar como repetidores para redes terrestres de telecomunicaciones, o como complemento o reemplazo a los costosos satélites de comunicaciones. También pueden tener otras aplicaciones de orden científico, de rescate, así como tareas de inteligencia, reconocimiento y vigilancia.

De igual forma, se han creado aeronaves como el Solar Impulse II, que recorre el mundo desde el año pasado sin usar combustible fósil, y cuya ruta de vuelo lo llevó recientemente a aterrizar en la capital andaluza, que lo que buscan es demostrar el gran potencial que tiene la tecnología solar.

El Solar Impulse, que viaja a 47 millas por hora, no es el primer avión que utiliza la energía solar para volar, pero sí la primera aeronave capaz de mantenerse en el aire también durante la noche, utilizando solo la energía que almacena durante el día en los paneles instalados en sus alas, y que luego convierte en electricidad para alimentar los cuatro motores eléctricos y sus respectivas hélices.

We will be happy to see your thoughts

      Leave a reply

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Login/Register access is temporary disabled