Fuchsia: ¿Nuevo sistema operativo de Google?

El gigante tecnológico, Google, está trabajando en algo que, para algunos especialistas, pudiera ser un nuevo sistema operativo, al que han llamado Fuchsia, el cual utiliza un software que no está basado en Linux, a diferencia de Android y Chrome OS, y promete, entre otros beneficios, funcionar en todo tipo de dispositivos.

El proyecto, que apareció en uno de los documentos de los repositorios Git de Google, utilizaría un kernel magneta diseñado para funcionar bajo el paradigma tecnológico conocido como el Internet de las Cosas, aunque, según la documentación, este solo servirá de base para crear más capas propias.

Eso, aunado a que por primera vez Google no se esté apoyando en Linux, implica que con su nuevo proyecto, la multinacional estadounidense tendrá un control aún mayor sobre todas y cada una de las operaciones que realizará el referido sistema operativo.

Y pese a que en un principio se creyó que por basarse en un Kernel Magenta Fuchsia tendría usos al estilo loT, el texto niega esa posibilidad, al indicar que el mismo está destinado para utilizarse en teléfonos y ordenadores personales modernos con procesadores muy veloces.

Este nuevo sistema operativo, que por lo que se ve será de código abierto para que la comunidad pueda usarlo a su antojo, utiliza un lenguaje de programación propio de Google llamado Dart.

Además, para crear su UI, también soportará Flutter, lo que indica que Google pudiese darle una interfaz basada en las líneas de diseño de Material Design. De acuerdo con Android Police, el desempeño de Fuchsia sería probado de manera progresiva en dispositivos de bajo perfil.

Igualmente, presume que este tendría un papel menos relevante como el motor de dispositivos para el hogar conectado. Además plantea que Fuchsia podría sustituir los dos sistemas operativos de Google, y así llegar a convertirse en el sistema operativo de todos sus productos.

De ser cierto eso, lo primero que deberían hacer sería crear una gama de dispositivos diferentes a Nexus y Pixel que apostasen por Fuchsia, esperando que los mismos sean exitosos y con ello convencer a los grandes fabricantes para que también vayan adoptándolo.

Pero si sus aspiraciones no son tan ambiciosas, es probable que puedan centrarse en otro tipo de dispositivo. Usuarios de medios como Hacker News indican que, el hecho de que este sistema incluya soporte para procesamiento de gráficos, lleva a pensar que el mismo podría ser utilizado como interfaz para  realidad aumentada.

Sin embargo, parece tratarse de algo verdaderamente grande, y las referencias a un sistema modular que hacen en su documentación llevan a pensar que, siendo un sistema operativo único, podría adaptarse a cada hardware con funciones únicas, eso sí, dependiendo de dónde sea utilizado.

Siendo apenas un proyecto en fase temprana de desarrollo, es difícil tener mayor precisión acerca de los alcances y amplitud del producto. Crear un sistema operativo propio de cero no es tan sencillo y requiere de tiempo, por ello habrá que esperar algunos meses para ver si ciertamente se tratará del futuro sustituto de Android, o algo como Google+.