Google y Levi’s crean chaqueta inteligente

Al igual que chocolates Ghirardelli y la panadería Boudin, Levi’s ha sobrevivido las sucesivas burbujas económicas y terremotos en San Francisco. A más de un siglo de su creación, esta industria textil vuelve a demostrar su poderío, tras crear un laboratorio de investigación de tejidos. Ahora, en su afán por mantenerse en la vanguardia, ha decidido aliarse nada más y nada menos que con Google, para desarrollar una nueva generación de vestimentas asociadas a la tecnología, que inicia con la creación de su primera chaqueta inteligente.

Los detalles del proyecto se dieron a conocer recientemente durante la conferencia anual del gigante estadounidense de las búsquedas. Hace un año, la empresa había informado tímidamente sobre Project Jacquard, invento mediante el cual un tipo de tela habitual podía convertirse, de manera casi imperceptible, en una zona sensible al tacto y conductiva a la vez.

Esta tecnología sería muy superior a los wearables, ya que, en lugar de tener que usar aparatos independientes como collares, cinturones, pulseras y relojes, para realizar múltiples tareas, la persona solo debe llevar este tipo de ropa que cuenta con sensores y emisores. El producto inicial, que forma parte de una línea denominada Levi’s Commuter, será una chaqueta vaquera pensada para ir en bicicleta, y dirigida al profesional que va de casa al trabajo dando pedales.

Lo que se proponen Google y Levi’s es hacer diseños que, además de prácticos, también resulten atractivos, y que no den la sensación de traje de astronauta, sino más bien de ropa moderna, tomando en cuenta el tema de la seguridad. “Cada vez son más los ciclistas que cruzan la ciudad llena de coches, con movimientos inesperados, sorteando todo tipo de objetos. Con la chaqueta podrán hacer muchas acciones que antes requerían sacar el móvil, pero con plena seguridad”, aseveró.

Con tan solo dar pequeños toques o deslizar el dedo por la manga, esta chaqueta inteligente le permitirá controlar la música del móvil, contestar llamadas y recibir direcciones para llegar a un lugar, explicó Ivan Poupyrev, responsable del proyecto dentro de Google. En la manga se esconderá un conector USB para cargar parte de su tecnología: luces LED, la batería y los sensores del tejido, mientras que la clavija estará escondida en el botón del puño.

Para el experto, ha sido un “reto único” crear una plataforma mediante la cual se produzca “ropa inteligente” que fusione “moda y tecnología”. Poupyrev reconoce que entre ambos sectores “hay una tensión inherente”, puesto que, a su parecer, “la tecnología es muy frágil”, mientras que “los tejidos no lo son tanto”, sin embargo, han logrado su objetivo.

Otro aspecto importante, es que la chaqueta inteligente contará con aplicaciones propias, aunque la idea es que los desarrolladores exploren otras posibilidades. Aplicaciones como Strava, rastreador GPS que ya goza de gran reconocimiento entre los aficionados a las carreras y el ciclismo, y Spotify, otra red social empleada para la reproducción de música, estarán incorporadas a esta iniciativa tecnológica y textil.

Las primeras pruebas de la línea Levi’s Commuter con los clientes potenciales se realizarán durante el venidero otoño, en la ciudad de San Francisco, y se espera que la entrada oficial al mercado se lleve a cabo a partir de la primavera de 2017. Sin embargo, todavía no se sabe nada acerca del precio o el peso de la chaqueta. Lo que Google sí ha dejado claro es que este acuerdo no es exclusivo con la Levi’s, puesto que también espera poder trabajar con otras casas de moda.