Google patenta dron para transmitir videoconferencias

Social-Media-Marketing-Icon

Google sigue avanzando en materia de drones, y ya no solo se interesa en este tipo de equipos para la entrega de mercancía, sino que aspira a darle un uso mucho más amplio. Recientemente, la USPTO otorgó al gigante tecnológico una patente para que pueda utilizar aeronaves no tripuladas que le permitan transmitir reuniones virtuales y conferencias en empresas.

Se trata de un cuadricóptero pequeño con forma de H, equipado con una cámara que tendrá la función de captar las imágenes y transmitirlas vía internet a cualquier parte del mundo donde se esté realizando la videollamada. Además, la aeronave estará dotada con un sistema de proyección y una pantalla desplegable que permitirá mostrar la imagen del interlocutor.

Durante los encuentros, el dron tendrá que sobrevolar la sala de conferencias moviéndose de un lado a otro, e irá captando desde distintas posiciones el rostro de la persona que esté hablando, y de manera simultánea tendrá la tarea de proyectar en una pantalla traslúcida la imagen de la persona. La idea es hacer sentir a los asistentes de las conferencias como si el otro participante estuviera en el lugar.

Este sistema de proyección también serviría para trasmitir la imagen sobre una superficie en formato de holograma. La aeronave no tripulada tiene espacio para un smartphone con acceso a conexión local y también puede sincronizarse de forma remota con otro dispositivo como un ordenador.

Pero como hasta el momento se trata solo de una patente, no hay garantías de que el proyecto se vaya a llevar a cabo o esté en desarrollo. Sin embargo, muchos se preguntan, en caso de que la propuesta se haga realidad, cómo va a hacer la compañía para evitar que el ruido generado por el dron interfiera en las conferencias.

No se sabe si finalmente Google lance este proyecto de dron, pero lo que si es cierto es que Alphabet se encuentra trabajando en algo similar. ¿Nos sorprenderá Google con otra novedad o se tratará del mismo proyecto?. La industria de los aviones no tripulados crece cada día más. Estados Unidos ha sido uno de los principales interesados en esta tecnología.

De hecho, la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca ha invertido, hasta el momento, nada más y nada menos que 35 millones de dólares en el desarrollo de los mismos, pese a que la FAA, organismo que regula los permisos para que estos puedan circular, todavía no tiene lista la normativa correspondiente.

España no se queda atrás: Un grupo de empresarios vinculados a la tecnología ha propuesto convertir la ciudad de Barcelona en la primera “Drone City” de Europa. Para ello se han trazado la meta de convertir el antiguo Canódromo Meridiana en un “Dronódromo” donde se puedan realizar carreras de aviones no tripulados, entre otros eventos, de manera que el lugar se convierta en una referencia de la innovación en el sector.